¿Quiénes somos?

Los tiempos cambiantes nos han llevado a evolucionar como empresa, este 27 de mayo en Grupo SOCOADA cumplimos 69 años generando la satisfacción del socio, clientes y capital humano. Trabajando siempre bajo acciones y lineamientos que nos ayudan a cumplir nuestros objetivos, buscando mejorar nuestros servicios y procesos para lograr seguir siendo una empresa de nuestra gente y líder de la región.

Durante todo este tiempo hemos tenido aciertos y errores, dejándonos un cúmulo de experiencias, lo cual nos ha ayudado a consolidarnos como todo un referente del sector. Pero quizás lo más decisivo en estos años es que hemos crecido no solo como empresa sino como personas, el entorno externo e interno nos han moldeado por dentro, nos han hecho más eficientes, más maduros, más unidos; lo cual nos ha llevado a enriquecer y ahondar nuestro sentido ético, nuestro compromiso con el perfeccionamiento de nuestros trabajos y la responsabilidad por la confianza que nos han brindado la comunidad.

Primeros 3 empleados de Sociedad Cooperativa de Compra en Común de la Región Agrícola S.C.L.

Este viaje de 69 años no solo lo han hecho los socios sino también los hacen nuestros colaboradores y clientes. Gracias por compartir momentos, historias y realidades con Grupo SOCOADA, Nuestro compromiso es seguir aportando bienestar económicos y empresarial a nuestra gente, porque en Grupo SOCOADA somos tu gente…

Nuestra Historia

A finales de la década de los 40´s, México estaba en pleno crecimiento, especialmente en el área rural, la distribución de tierras a colonos y ejidos abría grandes esperanzas a mucha gente en todo el País para mejorar sus condiciones socioeconómicas, existe un dinamismo en el sector primario con miras a la industrialización, todavía, la población económicamente activa en esos años era eminentemente rural en un 70%.


En ese entonces, Caborca, era ya un Pueblo tranquilo y dedicado a la agricultura


sin imaginar siquiera, que su tesoro oculto en los acuíferos subterráneos fuera a dar frutos tan importantes para su desarrollo económico y social.

El Gran Desierto de Altar, fue recibiendo apaciblemente y con donaire a un sinnúmero de jóvenes recios y tenaces, que fueron abriendo las entrañas de estos suelos para hacerlos florecer con la bendición del agua extraída de su subsuelo y con el sudor y el esfuerzo perseverante de estos grandes hombres.

Pronto, nuestra bendita región de Caborca fue tapizada de pozos profundos arrancando al acuífero el preciado líquido que generó un verde mosaico de cultivos entre los cuales se encontraba el Algodón, Trigo, y forrajes principalmente, dando vida a más de 60,000 has. De cultivos en rotación.

La extracción del agua, era con grandes motores de combustión interna que día y noche ronroneaban como cántico prometedor de buenas cosechas y grandes esperanzas de los productores.

La necesidad hace ser creativo al ser humano y solo así, con ideas innovadoras y decisiones prácticas se avanza en los objetivos; los productores vieron la necesidad de abastecerse de combustible para sus explotaciones agrícolas, pero de una manera justa y responsable, con calidad y certeza, sin depender de monopolios y especuladores, de esta forma, y con  una gran visión, un grupo de pioneros se reunieron en torno a un objetivo; organizarse para conseguir combustible para sus campos a través de una agrupación que jurídicamente los protegiera y les permitiera hacerlo de manera fraterna, solidaria  y a bajo costo.

Ya en Mayo de 1951, cuarenta y cinco pioneros encabezados por  IGNACIO BOLÍVAR, ALEJANDRO CONTRERAS, GUSTAVO POMPA  Y HÉCTOR BUSTAMANTE, consolidaron su objetivo con un modelo de COOPERATIVA que les permitiera comprar y consumir combustible y derivados para sus necesidades.

Así, con un pequeño capital, un carro tanque de ferrocarril y tres empleados, concretaron su gran ilusión, iniciando operaciones esta naciente empresa de productores, bajo el nombre de SOCIEDAD COOPERATIVA DE COMPRA EN COMÚN DE LA REGION AGRICOLA S.C.L., épocas de gran esperanza y de trabajo fecundo que fueron consolidando a esta bisoña organización.

Nuevos productores arribaron a la región en búsqueda de mejores horizontes, hombres conocedores del sabor de la tierra se abalanzaron sobre las agrestes dunas del desierto, los serpenteantes arroyos y el río Asunción, modificando su naturaleza, produciendo cosechas y ganado; hombres como DON MIGUEL ARRIZÓN y que a través de su descendencia en ya 3 generaciones han sido leales socios en esta organización.

De igual manera colonos de diversos estados del país, se posesionaron en éstas tierras estableciendo y aprendiendo de nuevos cultivos como la vid y el olivo, también ellos formaron historia como socios en SOCOADA, personajes como el Ing. Horacio Montiel Mendívil, el Sr. Fidencio Hernández Arredondo entre otros de gran valía aportaron sus ideas y su trabajo a la cooperativa.